La intralogística puede aportar nuevas ventajas para tu empresa. La más importante es contribuir a regular de forma eficaz el movimiento de productos dentro de la empresa. No obstante, también facilita que el flujo de información sea más ágil. La logística interna, por tanto, incide positivamente en la logística externa; es decir, en la distribución de mercancías a los clientes.
 

intralogística
 

¿Qué es la intralogística?

 
La intralogística comprende todos los movimientos y procesos internos que afectan a los productos de una empresa. Englobaría, básicamente, la llegada de las materias primas a la planta, su transporte a la línea de fabricación y el posterior almacenaje de los artículos terminados. El control de los stocks, tanto de materia prima como de productos terminados, sería otro aspecto importante de la intralogística.
 

La logística interna conlleva la utilización de una amplia gama de equipamientos y tecnologías. Entre ellos destacan los equipos de almacenaje robotizados y los programas de gestión y flujos (WMS, del inglés Warehouse Management System). Este tipo de software es capaz de controlar todo el proceso de logística interna de una compañía optimizando todas las operaciones.

Características de la intralogística 4.0

 

La logística interna de una empresa se puede mejorar mediante la implementación de la denominada intralogística 4.0. Ello supone la utilización de herramientas como la inteligencia artificial o la mejora de la comunicación entre las distintas secciones del almacén. De este modo, se logra que los movimientos internos de materiales y productos transformados sean más precisos y ágiles, lo que redunda en un menor coste económico.
 

La intralogística 4.0 nace de la aplicación de varios avances tecnológicos. El más importante es la automatización de los sistemas de almacenaje. De esta manera, se optimiza el espacio disponible, se aceleran las operaciones y, en definitiva, se logra una mayor productividad. Un aspecto de estos avances son los cobots o robots colaborativos, diseñados para trabajar junto a operarios humanos.
 

La utilización del big data en los procesos logísticos ofrece la posibilidad de conocer en cualquier momento el estado del almacén y los flujos que en él se están produciendo. De esta manera, es posible anticipar cualquier posible escenario y adaptarse rápidamente a los cambios que se produzcan y aplicar las mejoras necesarias.
 

Optimizar la intralogística brinda nuevas ventajas para tu empresa

 

Optimizar la logística interna de una compañía pasa por implicar a todos los eslabones de la cadena: administración, producción, almacén o transporte. Por un lado, la organización del almacén favorece el trabajo de máquinas y operarios; por otro, todas las mercancías y productos transformados estarán debidamente catalogados. Asimismo, las zonas de trabajo deben estar debidamente señalizadas y acotadas, con el fin de facilitar las tareas de los operarios.
 

Todo lo anterior no servirá de nada si no se implanta un sistema de gestión de almacenes fiable y avanzado. Con un buen WMS, la gestión de la logística interna será mucho más fluida y eficaz, lo que redundará en una mayor productividad y en un mejor ambiente de trabajo. Los beneficios son numerosos: desde agilizar los flujos de mercancías a optimizar la mano de obra pasando por una importante reducción de costes.