La logística de mercancías ha avanzado de forma notable en los últimos años, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías. La demanda de servicios logísticos está aumentando de forma exponencial a nivel mundial, y la robótica resulta decisiva para satisfacerla. En la próxima década, los robots se convertirán en una pieza clave en el sector.

 

logística de mercancías

La robótica, motor del cambio de la logística de mercancías

 

En la actualidad, se están utilizando robots colaborativos en tareas de preparación y envío de pedidos. La robótica marcará el futuro del sector logístico, ya que los androides han demostrado su potencial para reducir costes y optimizar procesos. Pueden reemplazar la mano de obra humana en un amplio abanico de tareas en industrias como la farmacéutica y la automovilística.

 

Son muchos los fabricantes que están desarrollando tecnologías emergentes para elevar la productividad y rebajar los costes en el almacén de mercancías. Sin embargo, a pesar de los avances registrados, el 80 % de las instalaciones logísticas continúan manejándose de forma manual.

 

Basándose en la previsión de los expertos, esta situación cambiará en un futuro no muy lejano. El gran salto cualitativo tendrá lugar tras el desarrollo de una nueva generación de robots que puedan reaccionar del mismo modo que los humanos. Además, podrán llevar a cabo tareas de precisión y moverse de manera autónoma.

Europa, China, Rusia, Japón y Estados Unidos están apostando muy fuerte por la robótica. La Comisión Europea ha puesto en marcha el programa SPARC, a través del cual invertirá la suma de 700 millones de euros en investigación robótica.

 

Aplicaciones de la robótica en un almacén de mercancías

La robótica afecta a la logística en todos los niveles de gestión, por lo que el proceso de transformación digital trae un mayor número de datos a analizar. El Big Data es una tecnología indispensable para llevar a cabo las operaciones robotizadas en un almacén.

 

Los robots para el almacenamiento son muy útiles, y en las tareas de preparación de pedidos pueden incluso desplazarse por estanterías completas. La automatización del embalaje de cada artículo en concreto, y su posterior transporte hacia un embalaje, es una de las principales tareas que llevan a cabo los androides.

 

En un futuro próximo, la clasificación automatizada será una realidad. Los robots tendrán la capacidad de detectar qué productos están operando y clasificarlos como es debido. Uno de los principales atractivos de la robotización en la logística de mercancías es la automatización. Posibilita hacer descender el margen de error, dado que las máquinas pueden lograr una exactitud muy superior a la de los humanos.

 

Se espera que para el año 2030 la tecnología permita que los transportes automatizados sean una de las piezas más importantes del sector logístico. Su fiabilidad y velocidad supondrán un cambio total de paradigma. Además, en los próximos años tendrán lugar grandes avances en las operaciones de almacén automatizadas con el fin de optimizar los procesos.

 

En definitiva, la robótica en la logística de mercancías es una de las mayores revoluciones en la historia de la industria. La innovación constante es fundamental para que las empresas sean líderes.