Los robots de almacén han supuesto un gran cambio dentro de la cadena logística de transporte y distribución. Gracias a ellos, se optimiza uno de los procesos que implicaba una mayor dificultad. Las operaciones dentro de las instalaciones cambian por completo, siendo más ágiles, rápidas y seguras.

¿Qué es un robot de almacén en logística?

En la actualidad, los dispositivos que tienen algo de robótica en su interior cada vez cuentan con más usos para diferentes tareas. Un robot para logística es aquel dispositivo que se controla mediante un software especializado. Este está diseñado para automatizar tareas y aspectos del almacén. Son fundamentales para la transformación inteligente a la que están siendo sometidos todos los almacenes.

Beneficios de los robots de almacén

La robótica en logística está diseñada para aportar ventajas a las empresas en el almacenaje y distribución de las mercancías. Su llegada supone una reducción de los riesgos y un aumento de la eficiencia de cada uno de los procesos. A continuación, se analizan las principales ventajas.

Mayor precisión en las operativas

Este es uno de los grandes beneficios de los robots de almacén. Gestionar de forma manual la mercancía lleva implícito un riesgo muy alto de cometer algún error. Es relativamente sencillo que una persona se pueda equivocar en una tarea tan mecánica como, por ejemplo, poner un artículo en un sitio que no es o preparar un pedido con algo de menos o de más. Con los robots esto no sucede, cuentan con una precisión muy alta y sus errores son prácticamente inexistentes.

robots de almacén

Incremento de la productividad y la eficiencia

La productividad del almacén mejora de forma sustancial con la implantación de robots. Pero, ¿por qué? Porque los empleados podrán contar con una mejor eficiencia al no tener que recorrer el almacén muchas veces al día o al tener que buscar ubicaciones del mismo en las bases de datos.

Mayor seguridad

Los accidentes en los almacenes son un riesgo muy elevado. Y aún mayor en lugares en los que se mueva mercancía muy pesada o en ubicaciones un poco más incómodas. Los robots se encargarán de realizar estos movimientos sin que suponga un riesgo para ningún empleado.

Colaboración con los operarios

La relación entre humano y robot es muy fructífera para que los empleados puedan ejecutar tareas de más valor o que necesiten el factor humano. Por ejemplo, las máquinas se encargarán de mover la mercancía o de efectuar el inventario.

¿Cómo se aplica la inteligencia artificial en la robótica de almacén?

La aplicación de la inteligencia artificial en almacenes supone un paso más en la evolución de la logística 4.0. Pero, ¿para qué se puede utilizar? Estas son algunas de las tareas de las que se pueden encargar los robots.

  • Investigar y adelantarse a las tendencias de los consumidores.
  • La automatización de la preparación de los pedidos.
  • Control del transporte de toda la mercancía que sale de los almacenes.
  • Analizar el control de calidad de la empresa mediante IA.
  • Llevar a cabo prácticas responsables relacionadas con el medio ambiente.

Tipos de robots e inteligencia artificial en logística

Hay diferentes tipos de robots de almacén, cada uno de ellos puede servir para una tarea o para controlar un aspecto diferente. Dependiendo de las necesidades de la empresa será necesario implantar unos u otros, o incluso todos los que se nombran a continuación.

Brazos y maquinaria automatizada

Son los más utilizados y vistos en los almacenes. Se trata de brazos que tienen diferentes usos:

  • Coger productos.
  • Trasladar mercancía de un lugar cercano a otro.
  • Cerrar y sellar cajas.

Hay que tener en cuenta que pueden realizar tareas complejas y aplicar diferentes análisis para poder trabajar con más de un operario a la vez.

Drones

Los drones son el futuro de la IA en los almacenes. Estos pueden cargar mercancía con un determinado peso para poder llevarla de un lugar a otro, siendo perfectos para las zonas de difícil acceso del almacén.

Pero no solo hay que pensar en utilizarlos en interior. Estos dispositivos están siendo probados para llegar a parajes geográficos de difícil acceso, como pueblos muy aislados o que se pueden quedar sin carreteras por culpa del clima.

Sistema RFID

¿Qué es el RFID? Se trata de la identificación por radiofrecuencia. Es decir, es un sistema de códigos como los de toda la vida, pero un poco mejorado, que ha venido para sustituir a los códigos de barra. Los drones que cuenten con este tipo de lector serán perfectos para identificar la mercancía. Estas máquinas podrán hacer un repaso mucho más rápido que el de una persona en un tiempo mucho menor.

Vehículos robóticos

Se habla de vehículos robóticos para referirse a los vehículos pequeños autónomos. Estos se pueden mover por el almacén sin conductor ni una persona que los esté controlando de forma remota. Cuentan con sistemas para leer diferentes códigos como por ejemplo los QR. Gracias a esto, trazan rutas en el lugar de trabajo para poder mover mercancía y transportarla de un lugar al otro.

Usos de la robótica en logística

La robótica puede tener muchos usos en la logística, estos son algunos de los más interesantes.

Gestión de almacén e inventario

El sistema de gestión de almacenes para el inventario ha cambiado gracias a la llegada de las nuevas tecnologías. Los robots conseguirán que la información del almacén y del inventario esté actualizada a tiempo real. Esto ahorrará costes a la compañía.

Traslado de inventario

El picking y el movimiento de mercancía en el almacén es una de las tareas más costosas en tiempo y dinero. Pero esto cambiará con los robots, pues hacen que estas tareas se hagan de forma más segura y también mucho más rápida.

Envío de pedidos

La llegada de drones y vehículos robóticos ha hecho que esta tecnología salga del almacén para enfrentarse a otro proceso logístico. Los envíos a particulares o clientes pequeños a distancia con un controlador son ya una realidad. Empresas como Amazon o Domino’s Pizza ya tienen este sistema implantado en sus repartos.

La implantación de los robots de almacén, la IoT y la IA es una realidad. Sus ventajas son cada vez más evidentes y cada día se desarrollan nuevos prototipos que facilitan aún más las tareas. Los almacenes dotados con esta tecnología son el futuro de la distribución y la logística.